factores de riesgo

Alimentación No Saludable

Una alimentación malsana es un importante factor de riesgo de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, diferentes tipos de cáncer o la diabetes y sus complicaciones.

En general, en 2016 alrededor del 13% de la población adulta mundial (un 11% de los hombres y un 15% de las mujeres) eran obesos, y en México, se estima que 7 de cada 10 adultos padece sobrepeso u obesidad. 

La responsabilidad individual solo puede tener pleno efecto si las personas tienen acceso a un modo de vida sano, por lo que son fundamentales los entornos que permitan hacer de la opción más sencilla, la más saludable en materia de alimentos. 

Es importante ayudar a las personas a seguir  recomendaciones saludables mediante la ejecución sostenida de políticas públicas basadas en evidencia científica. Un ejemplo de una política de ese tipo es un impuesto sobre las bebidas azucaradas.

Tabaco

El tabaco ha sido definido como una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo.  Se estima que el tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año, de las cuales alrededor de 6 millones son consumidores directos y otros  890 000 son no fumadores expuestos a humo ajeno.

El tabaco cobra más de 7,2 millones de vidas cada año (tomando en cuenta los efectos de la exposición al humo ajeno), y se prevé que esa cifra podría aumentar considerablemente en los próximos años.

Todas las personas deberían poder respirar aire sin humo. Las leyes contra el humo protegen la salud de las y los no fumadores, y es importante apoyarlas, al igual que otras medidas preventivas y de cesación del tabaco como los impuestos especiales, las leyendas de advertencia, la regulación publicitaria y las clínicas de atención a las adicciones.

Uso Nocivo de Alcohol

A nivel mundial, se producen 3,3 millones de muertes debido al consumo nocivo de alcohol.

El alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos, entre ellas destacan los trastornos mentales, los traumatismos y las enfermedades hepáticas, al igual que algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Además, el consumo de estas bebidas también suele perjudicar a terceros (como familiares, pareja,  amigos, compañeros de trabajo y desconocidos, como es el caso de los incidentes viales relacionados con el estado de ebriedad).

Otros factores importantes de la carga de morbilidad y mortalidad atribuibles al uso nocivo del alcohol corresponden a actos de violencia e incluso suicidios en jóvenes y adultos.

Sedentarismo

La inactividad física es otro de los principales factores de riesgo para padecer enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes tipo 2, o bien, agravarlas.

Se estima que más del 60% de la población mundial no realiza suficiente actividad física, mientras que en México, uno de los principales motivos para no realizarla es la ausencia de entornos adecuados para llevarla a cabo.

El sedentarismo se debe también en parte a la insuficiente promoción de la actividad física, así como a un aumento del tiempo destinado a actividades laborales y domésticas que requieren poco movimiento, y el aumento del uso de medios de transporte sedentarios como el automóvil.

Shares
Share This